pero lo hacemos igual

09 septiembre, 2010

Wild Child - Playing Mode

Mi bañera fue testigo de miles de orgías entre barbies y kens (que llegaron un tiempo después). Pero el girl to girl action estuvo siempre presente en mi psíquis...

me re acuerdo que las hacia tocarse las tetas maal,
sí sí,tengo algo con
los cocos.

8 comentarios:

Nat dijo...

No sos la única!

Andre dijo...

Yo hacía que Ken la engañe a Barbie con la mucama...era re hot.

Juegos eran los de antes (?)

Sol dijo...

ay, adhiero! adhiero totalmente!

-primera vez que les comento, pero con esta entrada me sentí taaaan identificada que no pude obviar-

un beso!

Cat dijo...

ahh con que tooooodas pajeritas acá

sofía dijo...

Me fascinan los cocos, pero no de una forma libidinosa jajaj. Soy tan chata que cuando veo cocos ajenos exuberantes me quedo tildada mirándolos, me parecen algo totalmente ajeno y genialllllll.
Desearía tener unos lindos cocos :(

Capicua dijo...

Típico. A mi me mandaron a un psicologo gran parte de mi infancia porque me masturbaba con peluches. Triste

Cat dijo...

Capicua: si me agarraban a mi, seguro me internaban. Igualmente los psicólogos me resultan insoportables, un curro y encima ahora que están de moda, boaf!! Me cae mal la profesión misma.

Sofía: es que te digo, la anatomía de los cocos en general es simplemente perfecta en su diversidad, es una de las cosas más lindas del cuerpo humano, sacando el todo sexual que tienen, son simplemente cosas muy bonitas, jajaja

Bolipto dijo...

Sin Ken por poco presupuesto, la exploración de las Barbies era bárbara. Y cero culpa!!!

Tenía dos que la pasaban rechancho. Y yo también =P