pero lo hacemos igual

12 julio, 2017

Quick thought sobre la tele de hoy

Se ven muchas muchas muchísimas menos armas sangre y situaciones de violencia.
Se ven muchos muchos muchísimos más cuerpos piel e implied nudes.
Eso me parece un progreso.

Y si pensás que eso es "sexo gratuito" me parecés retrógrado.
¿Qué preferís ver: sexo o violencia?

Just a thought.

25 junio, 2017

Hay topos

Pasó, chicos, finalmente pasó: filtraron un video mío. La situación me compromete bastante por que se me ve la cara y, aunque son varios los que participan, soy yo el único que se la está metiendo toda en la boca. Puede sonar raro leer algo así, pero lo que pasa es que cuando hay mucha gente involucrada y uno está muy metido en el mambo es difícil captar lo que hay alrededor o lo que puede llegar a pasar si hay una persona filmando. Igualmente yo accedí porque estábamos jugando un juego que quería ganar y una de las prendas por perder era hacer algo como esto, así que todo me lo tomé en plan diversión inocente, actué un poquito e hice caras cuando se acercó la cámara para captarme de cerca.

Si te llega por whatsapp, vas a ver cómo intento metérmela toda de una vez y no poder hacerlo. Aunque me atragante y den arcadas quiero comérmela entera para cumplir con la prenda y complacer a los demás. Está claro que no la estoy pasando bien y hasta me vas a ver lagrimear un poco. No me es fácil porque es muy curva y muy grande como para que me entre toda en la boca (además nunca probé algo de este tipo en mi vida ni sé cómo hace bien).

Cuando me pasaron el video lo vi 20 veces y no paré de reírme, aunque en realidad me resulta un poco humillante verme dándolo todo. Es que vieron cómo soy yo, que a las cosas me gusta hacerlas bien sino directamente no las hago. Todo o nada, y MUERTE a los tibios

Pero detrás de eso que me da vergüenza hay una realidad que me llena de orgullo, y es saber que soy un pibe que está dispuesto a caminar grandes distancias con tal de hacerte reír, ya sea con un chiste o cumpliendo la prenda de ponerle un forro con la boca a una banana.

03 abril, 2017

Pronctuario update

Hoy pasé unos unos intensos 20 minutos de tarde en poner al día la listita de gente con la que cogí. Cuando terminé y repasé los nombres y las fotitos (porque claro va con fotito) me di cuenta de algo que me llamó bastante la atención: al parecer (porque claramente no quiero confirmar) las últimas 3 personas nuevas que me cogí son señoritas...

Claramente no son las primeras pero siempre fue una cosa esporádica, circunstancial, así que 3 seguidas intercaladas con mi pibe de turno ya es otro cantar. Me estaré volviendo torta y nadie me avisó? O solamente estoy abrazando más fuerte esta especie de bisexualidad que siempre manejé?

*Cat se aleja cantando bajito "All the things she said" t.A.T.u.*

11 diciembre, 2016

Chuparla bien

Cada vez que una mina me chupa los huevos me dan ganas de poner pausa ahí mismo, romper la cuarta pared y decirle a los espectadores VEN, ESTO ES HACER LAS COSAS BIEN. Me dan ganas de agarrar los reflectores y enfocarlos todos en ella, la única protagonista del escenario. Chicas como ella son las que faltan en todo el mundo. Chicas que se lo toman en serio. 

Hace unos días le pregunté a Cat si los hombres, en su experiencia, por lo general la chupan bien o mal. Ella sin dudar me responde Mal. Le digo que si me preguntan lo mismo sobre las minas, también digo que la chupan mal. Cuando con mis amigos hablamos sobre coger, SIEMPRE preguntamos ¿¿y te la chupó?? ¿¿y qué onda?? A lo que por lo general se responde mal y es sabido que mal. Le cuento esto a Cat y me sorprendo porque los dos coincidimos en que el sexo opuesto LA CHUPA MAL. Ella dice que el problema de esto es que nadie le enseña a nadie, y que el que sabe es por que tuvo escuela.

La coincidencia es clara. Los dos géneros se quejan de que el sexo opuesto la chupa mal. Esto es un tema que hay que solucionar.

23 octubre, 2016

Cactus

Con este pibe solo puedo acabar si me pongo en la punta de la cama me hago mucha presión en la pelvis y me olvido que me lo estoy cogiendo a él. Qué jodita mental que tengo a veces para coger, eh. Lo pienso mientras lo veo acercarse al tachito de su cuarto con el forro usado. Está bueno, me calienta de lejos, me parece interesante pero no lo siento. ¿Esto es coger por coger? No, es otra cosa.

Se me tira al lado y charlamos. Charlamos paja. Pregunta, contesto, pregunto, contesta y así seguimos un ratito hasta que vemos que la cosa no avanza. No me interesa lo que me cuenta y a él tampoco le interesa lo que cuento. No nos interesa contarnos. El porro, es por el porro, le digo. No es por el porro y lo sabemos. Simplemente nos damos paja. Nos damos paja pero nos queremos. Nos hablamos cuando nos sentimos solos. Hace unos meses que nos viene pasando. Y siempre nos pasa los domingos. Me quedé a dormir una sola vez porque literalmente me quedé dormida después de coger. Me despertó su gata a las 5 de la mañana y me tuve que quedar. Cuánta paja que me dió todo.

A veces nos mandamos mensajitos cuando algún chiste interno se materializa en la vida del otro. Porque nos queremos o no nos podemos dejar ir. Es lindo eso. La semana pasada le dije que no sé si quería seguir viéndolo.
Cat: Te quiero seguir hablando por chat los sábados a las 3 de la mañana pero no te quiero coger más.
Fede: Justo te había comprado un cactus.
Cat: Hola me siento una mierda.
Fede: Tranquila, lo compré porque me gustó para mi y después me dio paja y vos sos re pibita plantas. Yo también soy una mierda.
Cat: Qué garrón que somos.
Fede: Meh, pasa.
Cat: Una última cogida para que me des el cactus?
Fede: Dale, domingo te va?
Ayer cogimos. Me olvidé el cactus. Nunca voy a volver a buscar el cactus.