pero lo hacemos igual

25 mayo, 2011

Lo que aprendí de las películas

En Drive Me Crazy aprendí que se pueden tener contratos con cláusulas "virtuales" y aquel que las rompa será expuesto con el fin de 1) desacreditar lo que se dijo y 2) salir lo mejor parado posible. Con Thumbsucker aprendí que si dos amigos persiguen el objetivo de la exploración sexual, todos pueden salir ganando y pasarla más que bien.

Si las mezclás, se me ocurre este plan:
- Tu objetivo es mejorar en el arte del sexo.
- Conseguís a alguien de confianza para que se ayuden mutuamente.
- Establecen las cláusulas de no le decís nada a nadie y no te podés enamorar (si yo no me enamoro primero) para que nadie salga lastimado.
- Hola boot camp, chicos (si no tenés una novia).

1 comentarios:

Guillermo Altayrac dijo...

Bueno, me encantó.
"Alguien como tú"...
Maldita perra... Usándome como conejillo de indias para después garcharte a un potencial maltratador.
"Just like me"... Un jovenzuelo inocuo.
Metete el pañuelo en el orto y andá a garchar con D'Onofrio, puta del ojete.
¡Saludos!