pero lo hacemos igual

18 enero, 2013

Vas a acabar cuando yo quiera

No me inspiró Cat, pero cuando volvía a mi casa me di cuenta de que mi segundo polvo de ayer a la noche fue parecido y diferente al suyo del post anterior.

Estábamos garchando, se la metía fuerte y sacándola mucho; a ella le gustaba. Yo estaba durísimo adentro suyo y mientras le agarraba y abría las piernas me calentaba ver cómo se apretaba las tetas. Me pide que siga, que no pare, que va a acabar. En mi cabeza estoy pensando en la puta presión de que siempre quiero que acaben y ella justo me dice que está cerca. Ante el aviso me doy cuenta que tengo el poder y me propongo controlar la situación.
- Vas a acabar?
- Sí, sí, sí. No pares.
- Vas a acabar si yo te dejo.
- Ah, sí?
- Sí.
Y saco la pija sin avisar. La saco toda mientras me late fuerte; me alejo, la miro. Se ríe y me putea un poco. Espero un minuto a que bajen las pulsaciones y le soplo aire porque tenemos calor. Está por hablar y se la vuelvo a meter. "Te dije que vas a acabar cuando yo quiera" y se la empiezo a meter fuerte otra vez. Le apreto las tetas, le muerdo el cuello y la oreja. Me reincorporo y vuelvo abrirle las piernas para metérsela durísima desde lejos y veo que se empieza a contornear. "Te dije que vas a acabar cuando yo quiera" y la saco sin previo aviso. Otra vez lo mismo: espero un minuto, bajan las pulsaciones y se la empiezo a meter despacio. Me dice algo que ni idea, y cuando empiezo a moverme más rápido para que esta vez sí acabe me dice "¿Así que no me vas a dejar acabar? ¿Vos te pensás que te voy a dejar acabar?" y se la meto fuerte y grita y mi pija está durísima y no aguanta más pero no se cómo hago y aguanto pero me va estallar y ahí sí, se retuerce, grita más ahogado y acaba. Lo doy cinco o diez segundos para que lo sienta y disfrute y se la meto otra vez y vuelvo a tomar el control y le digo "¿Sabés qué pasa pendeja? Yo si quiero acabo. Yo ahora saco la pija y te acabo toda". Y se la meto tres veces más y siento que la pija me estalla. Y la saco y me paro y ella ya sabe qué hacer y me la agarra y abre la boca y la acabo toda.

Porque vas a acabar cuando yo quiera, pendeja.

5 comentarios:

Manuel Lunari dijo...

y Roma arde solo si, y solo si, la prendemos fuego!

Luc dijo...

Update:

Le pregunté cuál de las 3 veces que cogimos le gustó más. Me dijo:

Luc: Tenés que estar segura.
PP: Es que no me acuerdo si fue la segunda. Sé cual pero no el orden.
La de las veces que no me dejabas acabar, aunque te odié un poquito fue muy intenso porque incrementó mi ultima acabada a full, mal.

Siento que uso terminos cientificos para explicar mis acabadas.

Cat dijo...

yo te hubiera RE odiado

Setzel dijo...

La pendeja putita es la pendeja putita, Cat. Nunca va a odiar que la hagan mierda; menos si después sabe que va a tomar la leche (sin Oreos, pobrecita).

En cuanto al post, Luc, mi admiración total. Los términos no importan cuando el sentimiento es mutuo (?).

Desde ya quisiera saber qué piensan de coger en la arena. Sobre todo Cat, por el viejo mito...

Julia Langdon dijo...

luke mostrastes tu darkside acan que la fuerza este contigo y las pendejas putitas ninfomniacas tambie