pero lo hacemos igual

25 diciembre, 2013

El año que se me murió la pija - Parte 1

Creo que el mismo día que la conocí me enamoré, porque fue de esos amores a primera vista. 

Entro por la puerta y ella era de las únicas que había llegado a la fiesta de Navidad. La veo iluminada por una luz y ahí es cuando venzo mi timidez para hablarle. Inmediatamente nos llamamos la atención: a ella le parece tierno mi gorro de Papá Noel y a mi me encanta que ella haya traído su cámara Holga. Hablamos poco pero cuando lo hacemos la miro a los ojos, le hago dos chistes, le preparo su cuba libre y la veo reír. Ella tiene un burbujero y nos ponemos a jugar. De repente la pierdo de vista y cuando la encuentro está mirándome desde abajo de un “muérdago” que hay colgado del techo, pero no nos entendemos y se va rápido. No importa, me paro abajo de ese mismo muérdago y la miro directo a los ojos para que sepa que es ella y no es otra. Se acerca, le agarro el mentón y la beso para siempre. 

Esa noche fuimos nuestros.

Entre luces de navideñas también hicimos lío: nos comimos la boca MAL enfrente de toda la fiesta, la histeriquee en el living, nos encerramos a matarnos en el baño, en el ascensor, en la planta baja, en el último piso y en la cocina. Fue ahí en la cocina donde le abro las piernas a esta lindisima-pendeja-de-cámara-Holga-que-no-sé-tu-nombre para comerla entera, con el detalle de que la puerta no estaba bien cerrada y entra uno a buscar hielo y cuando nos ve se va gritando "le está chupando la conchaaa!!!”. 
Entonces la noche siguió así, a los besos y con las manos, con detalles como el momento en que le pido que me haga mi trago y la muy borrachita me lo llena con los caramelos que había en la mesa. ¿Como no me va a gustar una nena que se porta así? Todo fue tan *todo*, que a las 8AM y con un sol que ilumina *de cierta forma* su cara destroy, yo rompo mi regla de “lo correcto” y le digo me encantás mientras la beso. Después ella se deja llevar y le saco el vestido para comerle las tetas. Termina la fiesta y vamos a mi casa.

Nos desvestimos un poco y empezamos, pero ella está rara y la cosa no progresa bien. Cogemos un poco pero en un momento la noto muy ida y paro. Le hablo y dice cosas que no tienen sentido, ahí empiezo a sospechar que está muy borracha. Sos hermosa pero la situación es extraña. Me quedo mirándola sin saber bien qué hacer y le digo que nos vistamos, que la acompaño hasta la casa; ahí ella descubre que no tiene su cartera, que no sabe dónde está, ni quién soy yo. Nos tomamos un taxi en silencio y a mitad de camino me pregunta si cogimos. Lo que dice rompe la fantasía que venía viviendo y le respondo que un poco: me mira a los ojos y automáticamente se tapa la cara con las manos, frustrada. No entiendo nada. Me llama la atención su reacción y pienso que no me voy a enojar con una borrachita que no sabe dónde está, pero soy un caballero y no te voy a dejar así. Me compadezco de lo que pasa, abro mi bocota y le digo “Che… la próxima vez que estés así, no digas que sí, te puede pasar cualquier cosa”, ella se muerde los labios y responde cortante “Sí, bueno, vos no me conocés”. Me parece una desubicada pero me gustó tanto que igual tengo ganas de volver a verla. Cierro mi boca. Caminamos unas cuadras de la mano. Nos damos un último beso y me vuelvo a casa contentísimo por haber vivido en un sueño la noche anterior. La Navidad es maravillosa.

Al otro día me llama nuestra amiga en común para preguntarme qué onda, qué hicimos, si se fue sola, si la llamó el padre, si encontró su cartera, si cogimos, si nos cuidamos, TODO
porque ella
no se acordaba
DE NADA.

6 comentarios:

Cat dijo...

Amo al Luc contador de historias.

Azul es lejos dijo...

Che, me parece re triste la historia. No por vos, Luc, que fuiste un caballero, por ella.

José A. García dijo...

Es un buen comienzo para una historia que, intuyo, tiene muchos capítulos más.

Aunque no me gusta el cuba libre, qué le vamos a hacer...

Saludos!

J.

PQM Objetos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
PQM Objetos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
noe dijo...

Siempre que vengo a visitarlos, encuentro cosas muy buenas! Volveré más seguido!!!

Coincido totalmente con Azul es lejos.

Besos! Y feliz cumple Luc!!!