pero lo hacemos igual

10 julio, 2010

Con los deditos sí

A los dos meses (después de hablar el tema y reirnos al respecto), tipo 2.30 me manda un SMS preguntando en qué ando y cómo viene mi noche; yo estaba, vodka mediante, dale que dale a la labia con una estudiante de indumentaria de la UADE. Viendo que no pasábamos a mayores, a la hora le respondo que mis amigos se van a bailar pero que yo estaba para seguirla en casa tranqui (estaba con la casa sola).

Viene para casa y a los diez minutos, ebrio como estaba pero careteándola, meto mano. Se niega pero es de esos no que son sí. En seguida pasamos al cuarto, la desvisto y me cebo metiendo mano, ella aprovecha a gritar todo lo que no pudo la vez pasada. Acaba y nos tiramos a dormir hasta la mañana siguiente que se fue y no se quiso quedar.

Ah, porqué gritaba?

2 comentarios:

Gab dijo...

Un charco JAJAJAJAJ PERO QUÉ HDP!

Blmp dijo...

jajaja que buena banda WET WET WET