pero lo hacemos igual

04 julio, 2010

Mi gato el vampiro

-Pobre de vos si tu viejo se va.

Dicho y hecho. Me cogía y, lord, sí. De esas cogidas con picante porque estamos en mi casa con la posible interrupción de mis viejos. Veo que él mira para la puerta y al toque siento el pelaje del minino. No le presto atención. Me empieza a lamer la mano (el gato, claro). Trata de sacarlo. "No importa seguí" no iba a dejar que el gato me cagara una cogida. El gato sigue, pero ahora además de morder, muerde, mastica. El pibe se da cuenta. "Ché!" Lo agarro, lo apreto contra mi y lo obligo a seguir no matter what. El gato claramente sigue también no matter what. Yo también empiezo a morder, trato de ser suave. Su cuello es carne de cañon, pero terminamos sin herirlo, en cambio yo...
Al final mi viejo no se había ido, estaba en el living haciendo la claringrilla...

3 comentarios:

Cat dijo...

obvien mi mano de vieja chota

Luc dijo...

igual te queremos cati

Julia Langdon dijo...

CHE PODES DECIR QUE TUVISTES MENAGE A TROI Y ZOOFILIA SOS UNA GENIA ... TU PADRE ESTABA EN SU MUNDO NI CREO QUE HALLA PERSIBIDO ALGO SI LAS PAREDES COSAS HABLARAN ... JEJE