pero lo hacemos igual

28 mayo, 2012

La Chica Sbx V (final)

Nos tomamos un taxi, como siempre. Nos toqueteamos en el camino, como siempre. Miré al taxista por el retrovisor qué estaba entre "no tengo que mirar, pero quiero mirar". 

Llegamos a su casa, no dábamos más de la calentura; yo como estaba media enojada lo apretaba, lo mordía, estaba así como violenta pero tranquila. Con una sola mano me agarró las muñecas y me las levantó por encima de la cabeza, mientras tanto me inspeccionaba con la otra. Se tomó la revancha de las mordidas anteriores. Me tiró en la cama, no me acuerdo quién me quitó la bombacha, si él o yo, pero terminé con el vestido levantado boca abajo. Él sólo se bajó los pantalones y embistió sin dudar. Estaba acorralada por él y me entró a dar duro y parejo. Por su peso me costaba respirar, era una sensación extraña entre me-encanta-que-me-coja-así y necesito-que-me-suelte-que-no-me-gusta-no-tener-el-control. Le forcejeé un poco y torcí la nuca para morderle el cuello o lo que encontrara. Me partió la boca con un beso de esos profundos, me invadió una sensación de amor fuerte y ahí me corrió la cara para que pudiera escuchar lo que me estaba por decir.

Mientras me cogía, despacio pero fuerte, me relató toda la escena con lujo de detalles: ella y yo, solas, entreteniéndonos de lo lindo. Cocos por todas partes, La Chica Sbx tiene unas tetas di-vi-nas. Me iba calentado de a poco, me hablaba bajito y me metía los dedos en la boca. Me hacía imaginarme todo, sabiendo qué cosas me gustan, muy difícil no le resultó. Jugaba con eso. Preguntaba si quería seguir, prácticamente le suplicaba mediante gemidos para que no parara. Él sonreía y se reía. Cambiaba la presión de su cuerpo, me tocaba. Yo seguía inmovilizada pero me contorsionaba debajo suyo. Cuando la imaginación le empezó a flaquear, cortó el relato y dijo "Y ahora: vas a acabar". Intensidad y constancia se llamó su jugada. Así no aguanté más de un minuto y medio y acabé. Acabé jodido y me desplomé. El paró para sentirme y darme un respiro. Acto seguido, me subió encima de él y lo cabalgué hasta que acabó. 

Ahora bien, ¿le tendría que agradecer la cogida que ocasionó y a que el pibe terminara de darme el visto bueno a estar con una chica? Dudo todavía en volver a hablar con ella y reincidir, igualmente tengo tiempo hasta que vuelva al país :)

2 comentarios:

Gordocabrón dijo...

Coño, hace tiempo que no entro por mi blog, hoy escribi sobre un sueño raro de cojones que tuve y vi un coment tuyo por ahi, perdon por no responder, pero ni sabia que te habias pasado por ahi xD
Te lo agradezco un monton, si quieres pasate luego, que actualice despues de milenios, yo voy a leer algo de lo tuyo, que soy un chico que devuelve los favores.
Hasta otra!

marian dijo...

Eeeeeeeeeeeeee

vamo trincar!!!!

Muy bueno.