pero lo hacemos igual

25 junio, 2017

Hay topos

Pasó, chicos, finalmente pasó: filtraron un video mío. La situación me compromete bastante por que se me ve la cara y, aunque son varios los que participan, soy yo el único que se la está metiendo toda en la boca. Puede sonar raro leer algo así, pero lo que pasa es que cuando hay mucha gente involucrada y uno está muy metido en el mambo es difícil captar lo que hay alrededor o lo que puede llegar a pasar si hay una persona filmando. Igualmente yo accedí porque estábamos jugando un juego que quería ganar y una de las prendas por perder era hacer algo como esto, así que todo me lo tomé en plan diversión inocente, actué un poquito e hice caras cuando se acercó la cámara para captarme de cerca.

Si te llega por whatsapp, vas a ver cómo intento metérmela toda de una vez y no poder hacerlo. Aunque me atragante y den arcadas quiero comérmela entera para cumplir con la prenda y complacer a los demás. Está claro que no la estoy pasando bien y hasta me vas a ver lagrimear un poco. No me es fácil porque es muy curva y muy grande como para que me entre toda en la boca (además nunca probé algo de este tipo en mi vida ni sé cómo hace bien).

Cuando me pasaron el video lo vi 20 veces y no paré de reírme, aunque en realidad me resulta un poco humillante verme dándolo todo. Es que vieron cómo soy yo, que a las cosas me gusta hacerlas bien sino directamente no las hago. Todo o nada, y MUERTE a los tibios

Pero detrás de eso que me da vergüenza hay una realidad que me llena de orgullo, y es saber que soy un pibe que está dispuesto a caminar grandes distancias con tal de hacerte reír, ya sea con un chiste o cumpliendo la prenda de ponerle un forro con la boca a una banana.

2 comentarios:

Cin dijo...

VOLVIERON

Los extrañé. <3

Yoko dijo...

oh si <3 ,ahora voy a saber que sos vos